Cabaret

informació obra



Intèrprets:
Bernat Mestre, Alejandro Tous, Amparo Saizar, Enrique R. Del Portal, Víctor Díaz, Teresa Abarca, Anna Coll, Jose Carlos Campos, Miguel Ángel Collado, Gerard Mínguez, Alejandro Fernández, Xabi Nogales, Evangelina Esteves, Maite Fernández, Julia Pérez, Marina Martín, Maria Reina
Músics:
Raúl Patiño, Andreu Gallén, Marc Garcia, Marta Muñoz, Ivó Oller
Producció:
3XTR3S, SOM Produce
Autoria:
Fred Ebb, Joe Masteroff, Lluïsa Cunillé
Composició musical:
John Kander, Toni Xuclà
Direcció:
Jaime Azpilicueta
Ajudant de direcció:
Maximiliano Lavia, David Pintó
Escenografia:
Ricardo Sánchez Cuerda
So:
Gastón Briski
Vestuari:
Antonio Belart
Coreografia:
Federico Barrios
Sinopsi:

La història transcorre en els darrers anys de la República de Weimar, en un Berlín decadent i assotat per la crisi del 29. Una ciutat que es segueix aferrant inútilment a la il·lusió d'aquells anys d'esplendor que la van magnificar poc temps enrere. El Kit Kat Klub, el club nocturn de la ficció, obre les seves portes cada nit per a entretenir a un públic ansiós per oblidar, encara que sigui per un parell d'hores, el mal que plana per damunt dels seus caps.

Governat pel seu inquietant i divertit mestre de cerimònies, el Kit Kat Klub escenifica la convivència entre l'imparable creixement de la hidra nazi i la fingida normalitat quotidiana dels protagonistes: la cantant anglesa Sally Bowles i el novel·lista americà Cliff Bradshaw o el romanç de tardor entre Fräulain Schneider i el propietari jueu d'un florent negoci de fruiteria, Herr Schultz.

Amb diverses de les cançons més emblemàtiques de la història dels musicals: “Willkommen”, “Cabaret”, “Money Money”, “Maybe this time”… CABARET és El Musical de Broadway que tothom hauria de veure un cop a la vida.

Finalista a vestuari (Antonio Belart) al Premi de la Crítica 2017

Crítica: Cabaret

08/11/2017

Wilkommen Cabaret

per Ferran Baile

Siempre es agradable volver al Kit Kat Club. Conviene olvidarse de las imágenes de la insuperable versión cinematográfica de Bob Fosse (1972), con Liza Minnelli, Joel Grey, Michael York y Helmut Griem i dejarse llevar por las diferentes  propuestas escénicas.

El argument extraido de la novela Goodbye to Berlin (1951), del escritor, actor y guionista inglés Christopher Isherwood (1904-1986), se convirtió en el gran musical Cabaret estrenado en Broadway en 1966, con la siempre revivida e inolvidable música de John Kander y letras de las canciones de Fred Ebb y dramaturgia de Joe Masteroff. Uno de los musicales más vistos en el mundo con más de 30 millones de espectadores.

El cabaret Kit Kat Club en el Berlín de 1931, se convierte en la ventana a través de la cual contemplamos la decadencia de una sociedad alemana traumatizada por la derrota en la Primera Guerra Mundial y el Crack económico del 1929 y el progresivo nacimiento del nazismo. La vedette Sally Bowles y el escritor Cliff Bradshaw, ambos estadounidenses, el histriónico maestro de ceremonias del espectáculo Emcee y los diversos personajes de la historia, sobrepasados por los acontecimientos, asisten entre incrédulos, temerosos y aterrorizados al alud de hechos históricos que acabarán arrastrándolos a todos.

La versión que ahora puede verse en el Teatro Victória, es la que se estrenó en el Teatro Rialto de Madrid en el 2015, con Edu Soto y Cristina Castaño en los papeles protagonistas. Un espectáculo impecable desde el punto de vista técnico, con una espectacular escenografía de Ricardo Sanchez Cuerda, bien iluminada por Juanjo Llorens, con un espectacular efecto final.

Dirigida por el veterano Jaime Azpilicueta (Donosti, 1941), mantiene un tono irregular, con una primera parte a la que le falta este nervio narrativo, que si tiene la segunda parte, mucho más dramática y entonada. El polifacético Ivan Labanda se luce de nuevo, dando muestras de su talento y versatilidad y sustenta en gran parte el espectáculo, en especial esta primera parte que no termina de arrancar como debiera. Muy bien secundado en especial por la siempre interesante Elena Gadel (el día que vimos el espectáculo la substituyó con plena solvencia la joven y prometedora Teresa Abarca, que interpreta habitualmente a la pizpireta fraulein Kost) y los veteranos Amparo Saizar (Frau Schneider) y Enrique R. del Portal (Schultz), que emocionan en sus respectivas interpretaciones.  El resto del reparto se muestra a buen nivel, destacando la tesitura operística de Victor Díaz-Janeiro (Ernst) y los bailarines. Se agradece la música en directo, con la orquesta bien dirigida por el pianista Raúl Patiño.

El guión y la música de Cabaret, el contexto histórico en el que está situado, el drama personal de sus bien dibujados personajes, hacen que siempre sea interesante revisitarla, volver a verla. En el Teatro Victoria asistimos a un buen espectáculo, que va de menos a más y con un muy conseguido y sobrecogedor final.

Text : ferranbaile@gmail.com