Circo de pulgas

informació obra



Intèrprets:
Mónica García, Núria Sotelo, Celeste Gonzalez, Ricardo Santana, Oscar Codesido, Ana Vallés
Producció:
Juancho Gianzo
Coreografia:
Mónica García, Núria Sotelo, Celeste Gonzalez, Ricardo Santana
Ajudant de direcció:
Baltasar Patiño
Vídeo:
EdiciónRusa
Vestuari:
Matarile Teatre, Naftalina
Autoria:
Grégory Grosjean, Thomas Gunzig
Sinopsi:

Es vous êtes pris dans lle reve de l`autre, vous êtes foutu
(Si estàs atrapat en els somnis d’un altre estàs fotut!)
Gilles Deleuze

El nostre circ degenerat:
una col•lecció de puces ensinistrades,
equilibri constant de monstres, bestioles rares
-sempre diferents, els altres-.

El risc fascinant de la caiguda
i l’explicació inútil:
impossible expressar per què
ningú vol baixar del trapezi.

Puces felices que ja no saltem,
optimistes impenitents tensant l’arc
-one more time, one more time- davant la diana
estem realment aquí?

Crec que és el moment de tornar.
I com no es pot mai tornar a cap lloc, vaig a maquillar el meu cadàver
i a tornar amb ell a un paradís o infern particular.
Amb això no pretenc situar-me com a víctima de cap situació o contingència.
Vull dir que deixaré d’ocultar, silenciar, o emmascarar
els aspectes més sòrdids del que es coneix com a realitat
i alguns apunten com a fantasia.
¿Cal subratllar que tot serà inventat
i que aquí no s’admet la presumpta innocència?

Ana Vallés


Crítica: Circo de pulgas

30/09/2018

¡Malditos 80's!

per Elisa Díez

El arte de lo grotesco. Un viaje al underground del Nueva York de los años 70, pasado por la pátina de las primeras películas de Pedro Almodóvar. Escenario en forma de U, donde el público se ve cara a cara con los artistas. Atmósfera de un rojo deslumbrante que aumenta la presencia de un estado de ánimo con cierto toque de petardeo.

(...)

Este conjunto de bichos raros se niegan a abandonar, estas pulgas no quieren bajarse del trapecio, buscarán los motivos más extraños para seguir paseándose por escena. Circo de pulgas es una crítica ácida a los bajos fondos sociales y a su presencia en la esfera pública. A aquellos que nacieron para ser estrellas pero que la sociedad les convirtió en seres estrellados. ¿Rendirse o volver a empolvar sus mejillas y seguir saltando?

Lejos de caer en lo light más común del petardeo común, Circo de pulgas tira de enciclopedia cultural, la representación de un cuadro de Rembrandt (Lección de Anatomía del Doctor Nicolaes Tulp) o de un típico bodegón. Todo perfecto hasta que aparece Celeste González paseando su cuerpo desnudo, simplemente leaving the hat on e intentando incomodar al público sobre su naturaleza. Quizás la parte que por desvirtuada más prescindible. Porque ya que estamos en los 80's, A quién le importa.

(...)

La mejor parte de la pieza es cuando más canalla se pone, la parte más onírica, de pesadilla es eclecticismo en estado puro, el arte de la sugerencia sin necesidad de pronunciar una sola palabra. Todo este circo para afirmar que no hay nada nuevo bajo el sol y simplemente vuelve a mi cabeza una y otra vez, aquello de ¡malditos 80's!