Cándida

informació obra



Composició musical:
Joange
Músics:
Joange
Assesor de moviment:
Valentina Azzati
Direcció:
José Tobella, Ángela Palacios
Autor:
Ángela Palacios
Sinopsi:

Cándida podria ser un monòleg, però és un cabaret.

Un cabaret en què l’Anna conta, canta i balla la seva experiència personal amb els fongs vaginals.

Un cabaret en el qual l’actriu, acompanyada d’en Joange i el seu violí, es riu del seu propi drama utilitzant tots els recursos que té al seu abast.

Amb sarcasme i amb tendresa, amb humor i titelles, amb la seva veu i amb el seu cony, l’Anna converteix una íntima confessió en un espectacle irreverent, emotiu i alliberador.

Crítica: Cándida

16/09/2018

¡Viva tu coño, Anna Tamayo!

per Elisa Díez

(...)

Cándida aprovecha bien el doble lenguaje. Por un lado utiliza su nombre para hablarnos de la candidiasis, una de las enfermedades femeninas que viven en los bajos fondos olvidadas por ser  eso, únicamente femeninas, y se aprovecha el tiro para hablar de todo aquello que no forma parte de la agenda social porque sólo afecta a la "mitad" de la población no masculina. Brillante y de sobras conocido el diálogo con médicos y/o ginecólogos, quien dice diálogo dice interrogatorio, claro. Por otro lado, cándida es lo que el adjetivo describe, la inocencia, la vuelta a una infancia aparentemente feliz.

Cándida no es un monólogo es un diálogo multidisciplinar constante. El movimiento marca todo tiempo el ritmo del montaje, y remarca aquellos momentos donde las palabras sobran y no hay nada mejor que expresarse con un gesto o con un movimiento concreto. Al igual que la música y espacio sonoro que imprime Joangecuánto se puede llegar a expresar con tan poco.

Anna Tamayo es un torrente de energía y sentimiento encima del escenario. Es capaz de salirse de los límites del pequeño espacio de la Sala Fènix y atrapar a la platea entera con un simple gesto, una mirada o un guiño. La entrega es total y de los sucesivos cambios de registro, momentos de felicidad extrema contrarrestan con otros donde la piel de gallina es la protagonista, sale completamente indemne, a pesar de protagonizar una montaña rusa emocional.

(...)

Cuando las luces se apagan y la realidad te vuelve a dar un manotazo en la cara, aplaudes, pero realmente te gustaría gritarle: "viva tu coño, Anna Tamayo". Por crear un espectáculo que hable claro, que no se esconde detrás de la careta de nada, que es tal com raja, que te lo puedes beber gota a gota o de un sorbo largo. Que te deja tocada, pero feliz porque no eres la única, porque cada vez somos más. Empoderd@s o lo que sea. Pero somos. ¡No te lo dejes perder!

Trivial