Els feréstecs

informació obra



Autor:
Carlo Goldoni
Traducció:
Lluís Pasqual
Direcció:
Lluís Pasqual
Escenografia:
Paco Azorín
Ajudant de direcció:
Juan Carlos Martel
Intèrprets:
Laura Aubert, Andreu Benito, Jordi Bosch, Laura Conejero, Carles Martínez, Xicu Masó, Rosa Renom, Boris Ruiz, Pol López, Rosa Vila
Vestuari:
Alejandro Andújar
Caracterització:
Eva Fernández
Il·luminació:
Rai Garcia, Lluís Pasqual
Vídeo:
Marc Lleixà
Producció:
Teatre Lliure
Sinopsi:

Comèdia de Goldoni desimbolta que Pasqual situa en la Catalunya de la primera República. El Carnaval (ritme que inspira el famós himne de Riego) és, juntament la llibertat de les dones, dels elements que més espanten a una colla de reaccionaris que reben el malnom de feréstecs. Goldoni tenia coneixement dels dialectes catalans i de la seva realitat contradictòria social, que comparava amb la de Venècia mateix. Un joc escènic amb un repartiment contrastat.

Crítica: Els feréstecs

08/05/2014

Els Feréstecs, no es un problema de idioma es un acierto de acento

per Enid Negrete

Els feréstecs: no es un problema de idioma es un acierto de acento.

Figúrate un elenco formado por algunos de los mejores actores de Cataluña, divirtiéndose con un texto tan antiguo que nos deja ver lo más actual de nuestros caracteres. Un reparto donde la más joven de las actrices (Laura Aubert) hace un trabajo tan cuidadoso como la más experimentada (Laura Conejero), donde no hay un actor fuera de tono, un personaje mal comprendido o un texto sin intención.

Figúrate un montaje donde lo más impresionante está (como dice uno de sus monólogos sobre el idioma) en el acento: El acento que pone el director en el trabajo del actor; el acento que ponen los actores en la organicidad de sus construcciones de personajes tanto física como vocalmente; el acento que pone la dramaturgia en cosas como el idioma, la época histórica y la concepción misma de los caracteres, dándole a una obra que podría ser superficial y burguesa, una complejidad y consciencia, que la enriquecen.

Figúrate un espacio casi cinematográfico, donde eres tú el que sigue a los actores, donde los cambios de escena los hacen las butacas. Una iluminación perfecta, que tan integrada está a la acción y a la escena, que pocas veces eres consciente de ella.

Figúrate unos personajes inteligentes, divertidos, chispeantes, que además están perfectamente caracterizados, con un hermoso vestuario lleno de guiños estéticos y regionales.

Figúrate un texto con un ritmo vertiginoso, con réplicas de mucho ingenio y con una historia típica de la comedia del arte, sin grandes aspavientos, que habla del encubierto poder femenino y que ridiculiza al machismo.

Figúrate el teatro de tus sueños y ríete disfrutándolo en el Teatre Lliure, porque extrañamente, existe