La bohème

informació obra



Coreografia:
Jonathan Miller
Escenografia:
Isabella Bywater
Vestuari:
Isabella Bywater
Il·luminació:
Jean Kalman
Producció:
English National Opera, Cincinnati Opera
Músics:
Orquestra Simfònica Gran Teatre del Liceu, Cor Gran Teatre del Liceu, Cor Vivaldi-Petits Cantors de Catalunya
Intèrprets:
Tatiana Monogarova, Eleonora Buratto, Nathalie Manfrino, Olga Kulchynska, Matthew Polenzani, Saimir Pirgu, Artur Rucinski, Gabriel Bermúdez, David Menéndez, Isaac Galan, Paul Gay, Fernando Radó, Fernando Latorre
Autor:
Giacomo Puccini, Carlos Perelló
Text:
Giuseppe Giacosa, Luigi Illica
Direcció:
Guillem Gefaell
Dramatúrgia:
Carla Ricart
Sinopsi:

Amor, joventut i tragèdia a París

En unes golfes, neix l'amor entre Mimí i Rodolfo res més conèixer-se. Malgrat ser feliços junts, Rodolfo trenca la relació amb l’excusa del coqueteig de Mimí. La realitat és que ella està molt malalta i se sent culpable de que la seva vida austera l’ha fet empitjorar. Al final, es troben de nou un breu moment abans que ella mori.

Entre les òperes més representades al món, La Boheme és un dels símbols universals de l'òpera.

La producció transportada al voltant del 1930 (100 anys després de l’original), és fresca, molt teatral i en un marc escenogràfic força tradicional.

Crítica: La bohème

30/06/2016

Una Bohème correcta

per Enid Negrete

Abordar una ópera tan conocida como La Bohème de Puccini es un reto para todos sus intérpretes, incluyendo al director de escena. Tenemos demasiadas referencias auditivas y visuales de esta obra como para poder evitar las comparaciones. Grandes intérpretes de la historia de la ópera han hecho versiones inolvidables de esta obra o incluso, han forjado su carrera cantando estos papeles que resuenan  en la mente de todos. Por todo esto, lograr una visión nueva, una versión definitiva o una interpretación personal de la obra, es quizá lo más difícil de este trabajo pero lo que se espera al ir a verla.

No se nos dice nada nuevo, no con este montaje y no con el segundo elenco que interpreta la obra en el Gran Teatro del Liceo. Es una versión trasladada a los años 30 del siglo XX, con un montaje sencillo, sin espectacularidades ni innovaciones revolucionarias, que permite oír la música y que, simplemente, te cuenta la historia. De estética naturalista, con una interesante escenografía modular, quizá lo menos agradable era la monotonía de colores, aunque también lograba darle una oscuridad interesante a la obra, pero el manejo del coro, los cambios de acto imaginativos y en general el discurso escénico, estaban acertadamente a las órdenes de la música, como hace mucho no se veía.

La Mimí de Eleonora Buratto tiene una presencia encantadora, pero vocalmente es demasiado oscura para ese papel y los agudos se tapaban con la orquesta. Aun así, se debe decir que su trabajo era correcto y disfrutable. Un poco más complicado de disfrutar era el trabajo de Olga Kulchynska, que vocalmente tiene un vibrato demasiado amplio y la impostación no siempre era la más acertada, aunque su trabajo actoral era muy destacable. De los papeles masculinos podemos hablar de un Marcello intenso interpretado por Gabriel Bermúdez y de un muy correcto Rodolfo interpretado por Saimir Pirgu, un simpático Schaunard de Isaac Galán y un muy abaritonado Colline de Fernando Rado. Un elenco bastante homogéneo, sin errores que lamentar pero tampoco aportaciones innovadoras y en ocasiones se quedaron bastante cortas con relación a la orquesta. 

Giacomo Puccini ha sido uno de los autores más exitosos de la historia de la ópera. La Bohème fue su cuarta ópera, pero no su primer éxito. Fue la segunda en la que trabajó con los míticos libretistas Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, con ella se convirtió en un hombre rico y en uno de los símbolos del verismo italiano. Sus melodías extraordinarias, su estupendo uso de la orquesta como creadora de la atmósfera dramática, hicieron decir a Stravisky "Entre más la escuchas más bella parece".