La flauta màgica - Oriol Broggi

informació obra



Intèrprets:
Andreas Baurer, Liparit Avetisyan, Christopher Robertson, Gerard Farreras, Vicenç Esteve Madrid, Kathryn Lewek, Olga Kulchynska, Anaïs Constans, Mercedes Gancedo, Anna Alàs, Júlia Farrés, Adrian Ërod, Francisco Vas
Músics:
Orquestra Cor del Gran Teatre del Liceu, Conxita Garcia
Direcció Musical:
Josep Pons
Escenografia:
Oriol Broggi, Josep Iglesies
Direcció:
Oriol Broggi
Il·luminació:
Albert Faura
Vídeo:
Francesc Isern
Vestuari:
Berta Riera, Núria Manzano
Ajudant de direcció:
Marc Serra
Composició musical:
Georg Friedrich Händel
Text:
John Gay
Sinopsi:

El Festival de Peralada al llarg de la seva història ha estrenat un significatiu nombre de produccions pròpies i estrenes absolutes en el món de l’òpera. I no és cap secret que molts d’aquets encàrrecs s’han fet a directors teatrals quan encara no havien fet cap incursió en el gènere clàssic. Com exemples més destacats trobem Calixto Bieito amb Carmen, de Bizet; l’escenificació d’El martiri de Sant Sebastià, de Debussy i D’Annuzio amb La Fura dels Baus; a Carlos Santos i el seu Il barbiere di Siviglia, de Rossini; o Comediants i el seu colorista Orfeo ed Eurídice, de Gluck; Doncs bé, en aquesta edició el festival ha encarregat una Flauta Màgica, de Mozart a l’aclamat Oriol Broggi. En aquest sentit, el director teatral ha manifestat: “Debuto al món de l’òpera amb aquest fantàstic encàrrec, la posada en escena de La Flauta Màgica en el marc del Festival de Peralada. Com si fos Tamino em deixaré portar i m’endinsaré al Regne de la Nit, buscaré l’amor i l’intentaré acostar fins a vosaltres”. Broggi presenta “una aventura màgica, complexa i alhora simple, que em va atrapar des de ben petit, quan els meus pares me la van fer descobrir. Aquest conte de nens fascinant que amaga símbols i interpretacions darrera de les moltes claus amagades en la partitura i el llibret. Partiré d’un escenari quasi buit, prendré la música i la veu i les faré protagonistes. Entrellaçant aquests elements, la història anirà prenent cos, anirà esdevenint…”. Com a protagonistes d’aquest singspiel, Peralada compta amb un elenc de veus de primer nivell; el tenor Liparit Avetisyan, el baríton Adrian Ërod, la soprano Kathryn Lewek i destaquen dos premis Festival Castell de Peralada al Concurs Viñas; les sopranos Olga Kulchynska (2015) i Anaïs Constans (2017). Completen l’apartat vocal Mercedes Gancedo, Anna Alàs, Francisco Vas i Andreas Bauer. Amb les bases estables del Gran Teatre del Liceu de Barcelona, sota la batuta del seu titular Josep Pons, la nit promet grans emocions. Broggi conclou: Intentaré explicar-me el sentiment de petitesa que sento davant la música de Mozart. Buscaré l’equilibri entre la raó i l’emoció que la seva música em desperta. I vetllaré per aquesta teatralitat que enllaça de manera perfecte la música i el cant. Entraré i sortiré de la Nit per compartir amb vosaltres l’experiència”.

Crítica: La flauta màgica - Oriol Broggi

09/08/2018

La flauta mágica en Peralada

per Enid Negrete

Cuando hablamos del signspiel, siempre nos referimos a una forma de teatro musical específicamente alemana, que tiene características estructurales muy parecidas a la zarzuela y la operetta (inserción de diálogos hablados, influencia popular y folklórica, etc.), pero cuando hablamos de La flauta mágica (Die Zauberflüte, 1791), estamos muy lejos de una obra cómica, infantil o popular por razones de simplicidad. Estamos hablando de una de las obras cumbres de la cultura humana y una de las obras más complejas filosóficamente hablando que escribió Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791) en la última etapa de su vida.

 Muy poco puede agregarse a una obra tan conocida, tan valorada y que cuenta en su haber interpretaciones tan definitivas, pero si podemos destacar que si sigue funcionando después de  trescientos años de su estreno es no sólo por la extraordinaria partitura de Mozart, sino también por el maravilloso libreto de  Emanuel Schikaneder (1751-1812) que fue cantante, actor, director, productor y empresario y por lo tanto conocía profundamente al espectador. Pensemos que esta obra desde su estreno fue un éxito atronador, en el mismo año de su estreno se representó más de cien veces, lo que para la época (y también para la nuestra) es inaudito.

Por eso es muy complicado que un montaje tan pobre en conceptualización, propuesta estética y creación de personajes, como el de Oriol Broggi para el festival de Peralada pueda llegar a buen puerto con un público como el que acude a este encuentro cultural anual. Es muy extraño que un director de teatro contemporáneo caiga en todos los clichés de movimientos escénicos típicos de la ópera de hace un siglo y en una simplificación que desperdició una historia encantadora y llena de posibles lecturas.

Muy diferente a la dirección musical de  Josep Pons, que fue especialmente cuidadosa con el estilo mozartiano y que logró siempre un balance interesante entre voces y orquesta y nos dejó disfrutar de esta partitura maravillosa, que no importa cuántas veces se escuche, siempre resulta interesante y reconfortante.

Un elenco del que destacan las voces femeninas, empezando por la sorpresa de tener una coloratura con peso y dramatismo en la Reina de la noche de Kathryn Lewek, una dulce Pamina en Olga Kulchynska y tres muy buenas damas en Anaïs Constans, Mercedes Gancedo y Anna  Alás, sin olvidar a la Papaguena de Julia Farrés. Llongueras.  Liparit Avestisyan cumplió eficientemente con el papel de Tamino y Adrián Ërod nos regaló un Papagueno encantador. 

Un festival como Peralada, un elenco como ese y una dirección musical como esa, merecían un mejor montaje.