Living with the lights on

informació obra



Producció:
Actors Touring Company
Direcció:
Lluís Pasqual
Autor:
Jean-Claude Grumberg
Sinopsi:

L'apassionant història real d'aquest actor de la Royal Shakespeare Company explicada per ell mateix. Addicte a l'alcohol i malalt mental amb trastorn bipolar, Lockyer va viure al límit durant gairebé deu anys. De la seva experiència, en neix aquest divertidíssim monòleg. Paraules i presència.

Crítica: Living with the lights on

29/10/2017

Más teatro británico por vena, please!

per Elisa Díez

(...)

Lo que a primera vista seria un drama de "cortarte las venas", el modus operandi británico le da la vuelta hasta convertir la historia en un relato hilarante, que a pesar de la monstruosidad de los acontecimientos narrados provoca en el espectador un suerte de risa. No deja de ser una tragedia, buena parte de lo que sale por la boca de Mark Lockyer, pero como él bien explicaba el día de la rueda de prensa "no quiero hacer sufrir a los espectadores", y de hecho no sufrimos, disfrutamos.

La puesta en escena huye de la cámara negra con luz centrada en el protagonista. Nos recibe un escenario lleno de objetos que acompañarán al protagonista, una especie de sala de ensayo, con el suelo delimitado con cinta y donde el intérprete no para en toda la función. El público está integrado en el espectáculo, las luces iluminan todo y no puede esconderse en la 'habitual' oscuridad de la sala. Somos los receptores del mensaje, respiramos con cada nuevo acontecimiento e incluso en algunos momentos debemos asentir o negar las preguntas directas que se nos formulan.

Living with the lights on es apasionante, aterradora, conmovedora, hilarante, brutal y busca intencionadamente huir del estigma que aún hoy en día conllevan las patologías mentales. Toda una lección vital e interpretativa y de no lanzar la toalla bajo el lema que sí quieres vivir, puedes hacerlo, sólo hacer falta un esfuerzo más. 

(...)

Anécdotas a parte, una vez más se confirma que los actores británicos tienen un don, un algo que les hace especiales. Casi toda la platea de pie aplaudiendo, en otra de las funciones para recordar del Teatre Lliure. Es una pena que los ingleses practiquen tan poco las giras internacionales porque estamos ávidos de tener más teatro británico por venaWe need to have another go.