Sàpiens

informació obra



Intèrprets:
Enric Cambray, Mireia Portas, Marta Bayarri
Ajudant de direcció:
Antonio Calvo
So:
Jordi Bonet, Xavi Gardés
Il·luminació:
Kiko Planas, Kiku Planas
Escenografia:
Sergi Corbera, Laura Clos
Vestuari:
Iztok Hrga
Producció:
Flyhard Produccions S.L.
Sinopsi:

Ell és en Valentí Puig, el Conseller de Salut del moment, i com a bon sapiens, ha lluitat incansablement per ser qui és, per ser on és, i per cuidar dels altres. També, com a bon sapiens, està carregat de problemes, gairebé sempre ridículs i insospitats. Ella és la Marga Coll, i tot el que ella és i representa canviarà completament la vida d'en Valentí. I no pararà fins a trasbalsar també la de tota la resta. Ella té una proposta que en Valentí no podrà acceptar, que ni tan sols podrà considerar. Però... la Marga ha arribat per quedar-se. De la manera més absurda. De la manera més eficient. Legalment. Per capgirar-ho tot.

Crítica: Sàpiens

20/01/2018

Una clase magistral de cómicos

per Elisa Díez

(...)

El despacho del nuevo consejero de salud es la pieza clave de todo el entramado. Presentación de una trama (que no desvelaré porque es mejor ir con los ojos cerrados), que al principio podemos pensar que se aguanta con pinzas, pero que con los elementos precisos se acabará convirtiendo en una espiral de sucesos que dejaran al público completamente hipnotizado.

La dramaturgia de Roc Esquius ha dado un salto de gigante. Sólo hace unos meses de aquel Claqué o no, cuyo ritmo afortunadamente nada tiene que ver con el de ahora. Se nota la mano de Belbel, que sabe perfectamente dirigir al público hacía la comedia para girarlo a la perfección posteriormente en los momentos de mayor intriga.

Además del ritmo, otro de los aciertos del montaje es el reparto. Si hace unos días, Enric Cambray ya asombraba con un papel cómico en Alpenstock, aquí podíamos decir que se consagra en el género (con permiso de Les dones sàvies). Sin duda, y más después de ver los cambios de registros cómicos de la última parte de la pieza, Cambray es uno de los intérpretes jóvenes a quien mejor le sienta el traje de las producciones cómicas.

Acostumbrada como estoy a verla en la pequeña pantalla, disfrutar de la interpretación de Mireia Portas a metro y medio es un lujo. Su personaje es la clave del montaje y su interpretación, en medio del juego de las manipulaciones, es hipnótica. Junto con Cambray hace que Sàpiens sea una clase magistral de cómicos.

(...)