Mi relación con la comida

informació obra



Il·luminació:
Gustavo Recuero
Producció:
El Buco
Direcció:
Esperanza Pedreño
Intèrprets:
Esperanza Pedreño
Autor:
Angélica Liddel
Companyia:
Physical Momentum Project, Joan Català i Roser Tutusaus
Sinopsi:

Esto no es una sinopsis, es un aviso. 

AVISO: Esta obra es un escupitajo, una vomitona y un acto de resistencia frente a la violencia real. Un pedo, un acto insubordinado y confesional que pone en jaque a todos los fascismos que pretenden crear en torno suyo un sistema totalitario. El público que vea esta obra correrá el riesgo de la posibilidad de revolución.
La nariz de payaso, le digo a los alumnos del clown, sirve para protegernos de los fascistas; pues, ahora voy yo y dedicado a ellos, a los clown y a los fascistas, me enfrento a este texto con la cara descubierta.
Entiéndase el fascismo como algo que impone, prohíbe, desprecia y deseduca, con esa arrogancia que tienen los que no son capaces de reírse de sí mismos, y que está instalado en todos los órdenes y en todas las épocas y en todas las ciencias, en todas las guerras y en todas las esquinas; y es mundial porque a todos nos resulta cercano. Bendita demagogia.
En mitad de esta España estancada que nos pertenece y que ha permanecido tan al margen de todo conflicto, según los libros, que hasta ni siquiera reconoce los que ha tenido, "Mi relación con la comida" pudiera ser una matemática de combinaciones entre las pobrezas de aquí y allá, las culturas de clase, los fascismos cotidianos versus genocidios, pero no es sólo eso sino que también ofrece un suculento estudio para salir de todo, a veces con soluciones poco optimistas.
Esta obra se revuelve en contra de todo aquel que camina en dirección opuesta a los que están más jodidos con una rebeldía en barrena tan bestia, una rebeldía en estado de gracia tal, que supera con creces a mentes como las de Marx, me refiero a Karl, Platón, Jacques Lecoq a propósito de los bufones para quién no sepa quién es, y la de Darío Fo. 

Premi SGAE de Teatre 2004

Crítica: Mi relación con la comida

09/06/2015

contra els feixismes

per Francesc Massip

La figuerenca Angelica Liddell és sens dubte una de les veus escèniques més potents i singulars de la pell de brau. La seva escriptura dramàtica és un estilet ben esmolat que penetra en les més recòndites ferides del nostre ésser per purgar les infeccions que ens assetgen, els bubons purulents que minen la societat occidental i, molt particularment, que infesten l'organisme polític anafòricament autoritari que regeix aquest racó d'Europa peninsular i desendreçat. "Mi relación con la comida" és un pamflet polític contundent i necessari, en què posa contra les cordes la sagnant hipocresia de la societat del zàping i de la (des)informació. Es tracta d'un monòleg vibrant, sense concessions, que s'arrapa a la pell d'una actriu que desferma un magnetisme indefugible i una resolució trepidant: Esperanza Pedreño, que també signa la direcció, fa un treball poderós, vívid i subjugador. Amb una impactant simplicitat de recursos, aconsegueix d'arrossegar l'audiència per les giragonses d'un discurs implacable, amb un imaginatiu joc amb el vestuari i una gestualitat coreogràfica plena de matisos. Que no us passi per alt aquest petit espectacle vigorós i fascinant.

Trivial