Mafia

Teatre | Nous formats

informació obra



Companyia:
Teatro Estudio TEES
Dramatúrgia:
Paula Ribó
Direcció:
Bàrbara Mestanza, Paula Ribó, Salvador Fité
Ajudant de direcció:
Eric Balbàs
Intèrprets:
Paula Malia, Bàrbara Mestanza, Paula Ribó, Júlia Molins
Escenografia:
Anna Auquer, Maria Auquer, Alba Prats
Vestuari:
Anna Auquer, Maria Auquer, Alba Prats
Il·luminació:
Rubén Homar
So:
Rubén Homar
Vídeo:
Rubén Homar
Autor:
Víctor Alexandre
Sinopsi:

La Sala Atrium i la Nau Ivanow organitzen novament el cicle DespertaLAB, amb la intenció de donar suport a creadors amb la necessitat d'investigar nous llenguatges. El programa,encara per concretar a hores d'ara, es desenvoluparà del 7 de juny al 30 de juliol i estarà integrat per tres produccions catalanes i una altra vinguda de Mèxic.

El primer espectacle és una nova produccio de The Mamzelles que experimenten la situacó de les dones a la màfia. El muntatge incorpora una degustació que s'acabarà de cuinar a l'escena i que es compartirà amb el públic.

Crítica: Mafia

12/01/2018

Thelma y Louise en El Padrino

per Alba Cuenca Sánchez

Desprotegidas. Así es como se sienten de entrada las protagonistas de esta historia cuando su padre, el capo de una familia de la mafia, muere. Sin el patriarca y sin el resto de hombres del clan, que huyen despavoridos en cuanto pierden a su benefactor, ellas se quedan solas. Y aunque siempre las han educado para ser meros complementos, ahora tendrán que decidir si siguen las normas o imponen su dignidad.

Sin tener una trama especialmente original, la gracia de esta comedia negra está en su  mensaje claramente feminista. Los personajes lanzan de forma inesperada pequeños dardos que impactan en la mente del espectador y le hacen pensar en aquellas conductas sutiles en las que quizás no ha reparado. “Éramos sus princesas”, dice la pequeña Emilia defendiendo la estima de su padre. “Solo eso”, le responden rápidamente sus hermanas. La reflexión culmina en un brillante brindis final con el público y unas palabras sobreimpresas en pantalla, en completo silencio, que destapan ya totalmente el sentido reivindicativo.

Las cuatro actrices (el trío The Mamzelles más Júlia Molins) hacen un buen trabajo de definición de los personajes: Paula Malia es Regina, la hermana mayor, la más dirigente y protectora; Paula Ribó es Ilaria, la hermana más fría y racional, y Molins es Flora, la que pese a odiarlo siempre se le ha atribuido el rol de niña frágil. Completa el cuarteto Emilia, Bárbara Mestanza, espléndida como la hermana más activa, atrevida y pasional. Ella misma y  Ribó dirigen la propuesta con un ritmo dinámico con musicales, rompedoras y coreografiadas transiciones.

Les ayuda mucho el vestuario de Verónica Febrero, vintage, llamativo y perfectamente acoplado con el carácter –propio o impuesto- de cada uno de los personajes. También la escenografía diseñada por Anna Auquer, Maria Auquer y Javier Sanagustín nos transporta a la cocina donde ocurre toda la acción, un espacio tupido y visualmente atractivo.

Con enfoques muy distintos, desde Lorca hasta Thelma y Louise, muchos son los referentes críticos con el trato que la sociedad da a la mujer. Y es que el cuidado en el que viven todos estos personajes se parece demasiado a una jaula que las encierra. Más allá de ellas, esto afecta al clásico papel que se le otorga a la mujer todavía en la sociedad actual. The Mamzelles ponen una vez más el tema sobre la mesa –de la cocina-, esta vez a golpe de comedia negra y con un telón de fondo ambientado en El Padrino. La crítica sigue siendo necesaria, sea en la forma que sea.

Trivial