Cobi Curro Naranjito

informació obra



Intèrprets:
Laura Pau
Companyia:
The Feliuettes
Direcció:
Martí Torras, Mole Wetherell
Músics:
Gerard Sesé, Ferran Vilajosana
Autor:
Mole Wetherell
Sinopsi:

Benvinguts al Bar Cobi Curro Naranjito, -antic Casa Mary-, un bar de carretera en un punt indeterminat de la Ctra Nacional II entre Massanet de la Selva i los Monegros. Les tres filles i “mitja” de la Mary i del Francisco regenten la fonda que van heretar de la seva difunta mare, i ho han disposat tot per rebre les mascotes més cèlebres del passat, organitzant el T.I.M.O. 2017: La Trobada Internacional de Mascotes Oblidades. Una convenció on es retroben totes les mascotes esportives i corporatives per fer teràpia col·lectiva, recordar vells temps i fer un viatge al passat.
Però les tres filles i mitja només tenen un únic objectiu: Conèixer el seu pare.
L’home que un dia va ser Cobi, Curro, Naranjito.
Una espectacle que és una comèdia, un musical, un cabaret i un retorn al passat, amb l’humor més absurd que trobareu a la cartellera, de la mà de tres grans actrius còmiques: la Laia Alsina, la Maria Cirici i la Laura Pau, que canten i ballen al ritme de la música original de Gerard Sesé, interpretada en directe.
Un espectacle amarat de diversió, gamberrisme i nostàlgia a parts iguals, ple de referències, personatges, cançons, sèries, pelis,…perquè qui hagi viscut als 80 i 90 sap que van ser dècades de llums i contrastos...com la infantesa de Cobi Curro Naranjito.

Crítica: Cobi Curro Naranjito

13/01/2018

They just wanna have fun

per Alba Cuenca Sánchez

Dibujos animados, series, anuncios, frases típicas, iconos de la época… Los referentes  característicos de los 80 y principios de los  90 son la base de Cobi, Curro, Naranjio, el nuevo espectáculo del trío The Feliuettes junto al pianista Gerard Sesé

Los cuatro protagonistas de esta historia buscan a su padre, el hombre que se ocultaba debajo de los disfraces de las tres mascotas del título. Bajo esa premisa, se esconde un musical de pequeño formato divertido, entretenido y nostálgico, pensado para y por treintañeros con ganas de sumergirse en sus recuerdos de niñez y juventud.

Las canciones son pegadizas y las interpretaciones de Laura Pau, Maria Cirici y Laia Alsina contagian energía, dinamismo y positivismo. Necesario es destacar las piruetas vocales y las constantes coreografías, muy rítmicas y trabajadas. También Sesé hace un buen papel, no solo como pianista sino como un (medio) personaje bien integrado en la trama.

Lo bueno de este tipo de espectáculos es que crean un constante juego con el espectador, que se mantiene activo intentando adivinar cada una de las referencias. Pero la interacción con el respetable también se da de forma mucho más directa tanto al inicio como al final del espectáculo, que coinciden con los momentos más llamativos y tronchantes. Sin embargo, la dramaturgia loca y absurda de Martí Torras se hace un pelín larga, con algunos elementos hacia la mitad que salen demasiado de la trama principal y la ralentizan.

Pese a eso, el montaje funciona para pasar un rato entretenido, recordar tiempos pasados y ver y escuchar unas buenas interpretaciones. The Feliuettes consiguen así su objetivo: hacernos salir del teatro con una sonrisa en los labios. They just wanna have fun.