Federico García

informació obra



Producció:
Pep Tosar
Dramatúrgia:
Pep Tosar, Evelyn Arévalo
Direcció:
Pep Tosar, David Selvas
Intèrprets:
Pep Tosar, Jesús Carmona (bailaor)
Músics:
Jesús Guerrero (guitarra), Alba Carmona (cante)
Escenografia:
Pep Tosar
Il·luminació:
Pep Tosar
Vestuari:
Evelyn Arévalo, Leonor Caro
Ajudant de direcció:
Evelyn Arévalo
Vídeo:
Agustí Torres
Autor:
Victoria Szpunberg
Sinopsi:

El director i actor Pep Tosar ja va repassar la història personal i la producció artística de diversos poetes i cantants en muntatges teatrals com Tots aquests dois (sobre Guillem d'Efak), La casa en obres (Blai Bonet), Poseu-me les ulleres (Vicent Andrés Estellés) o Esquena de ganivet (Damià Huguet), entre d'altres.

Ara aplica la mateixa narrativa per repassar la trajectòria d'un dels poetes més llegits en llengua castellana, assassinat el 1936 a Granada durant els inicis de la guerra civil. Ho fa amb la col·laboració d'una guitarra flamenca (Jesús Guerrero), un bailaor (Jesús Carmona) i una cantaora (Alba Carmona).

Tots ells i el mateix Pep Tosar fent d'actor, combinen música, dansa i text en una proposta que revisa els moments més significatius de la vida del poeta i posa en relació les vivències personals i les obres compostes en cada moment. Completen la proposta les imatges en vídeo: d’una banda són paisatges lorquians i, de l’altra, un seguit d'entrevistes que analitzen la vida i l’obra del poeta rodades dins un tren que recorre el trajecte Madrid-Granada. Es recrea així l’últim viatge de Federico, que va portar-lo al tràgic final.

Crítica: Federico García

09/05/2017

VIAJANDO CON LORCA

per Ferran Baile

Sobria, esencial, emotiva y conmovedora aproximación al periplo vital y emocional del gran Federico García Lorca. El director Pep Tosar nos propone en su espectáculo una nueva visita cronológica por la vida del magistral poeta, desde su infancia hasta su trágica muerte. Con gran acierto entrelaza y une en este viaje escénico, la narración de los hechos históricos, la poesía que va brotando de sus emociones, la música y el cante siempre ligado a sus poemas y las entrevistas con eminentes estudiosos muy vinculados a la obra de Lorca. Estas personas entre las que está la última familiar que lo conoció en vida,  aparecen en una pantalla transparente viajando en un tren, metáfora del viaje por la vida, entre paisajes de Andalucía e imágenes históricas de su estancia en Nueva York.

La excelente voz de la cantaora Mariola Membrives acompañada a la guitarra por Rycardo Moreno y en las percusiones por David Domínguez;  la vibrante e interiorizada coreografía del bailarín José Maldonado (alter ego escénico de Federico) y la voz de Pep Tosar, ora narrador ora recitador, nos acompañan en este viaje emocional por los sentimientos de Lorca, por los paisajes geográficos, rurales y urbanos, históricos y humanos que le conmovieron y fueron calando en sus sentidos haciendo brotar su poesía única. Seguimos su infancia en Fuentevaqueros donde la Andalucía rural se le impregnó en las venas, su juventud urbana en Granada, en Madrid y en Catalunya. Su relación, admiración y amistad, no exenta de conflictos, con otros grandes artistas como Buñuel, Dalí, Juan Ramón Jiménez, Falla… sus dudas y sus depresiones, su duro contacto con la forma de vida de Nueva York, su marcha a Cuba, los florecientes años de gira por los pueblos con La Barraca, sus éxitos teatrales, su sorpresa e incredulidad ante los brutales hechos que se desencadenaron al estallar la Guerra Civil y que le llevaron a su, en cierta medida incomprensible, decisión de no huir a México y tomar un tren para Granada, en pleno conflicto…

Un gran espectáculo, ilustrativo y emotivo, que Pep Tosar dedica en especial a su madre (“mu mare”, en su natal mallorquín), gran amante de la obra y la persona de Federico García Lorca.

No se lo pierdan.

Añadir los méritos de una muy cuidada dramaturgia de Evelyn Arévalo y el propio Pep Tosar que también comparte autoría en los créditos de los audiovisuales, con Agustí Torres. Federico García es una producción de Oblideu-vos de nosaltres SLU y Grec 2015 Festival de Barcelona. Su duración es de una hora y treinta minutos continuados que pasan como un soplo.

Anécdota:  el domingo 7 de mayo, el fantasma del Teatre Romea (“haberlo hailo”, como en los mejores teatros), hizo de las suyas e inutilizó el mando de luces antes de la función. No son las luces la parte fundamental del espectáculo y la función pudo salvarse en este aspecto con unas muy bien puestas luces laterales. Nada notó a faltar un público muy diverso, de muy distintas edades y procedencias, que llenaba el teatro y que unánimemente se puso en píe al final del espectáculo.  

Text, ferranbaile@gmail.com


Trivial